THANKS FOLLOWERS

domingo, 14 de julio de 2013

-¿Tú que vas de chulo no?
+Sí, esa es mi actitud. Yo entre tonteo y tonteo me enciendo un cigarrillo para desconectar. Porque yo las control, ¿sabes?, ellas esperan que yo las elija pero lo que no saben es que no, que luego llegará la otra tonta que caerá y ellas pasarán a ser segundas opciones. Sí, esa es mi actitud y me va bien.
-Te irá bien hasta que te enamores. Porque entre tonteo y tonteo llegará día en el que una tonta consiga volverte tonto. Y entonces esas segundas unas opciones desaparecerán. Y ella será tu única opción. Y desearás borrarla de tu cabeza porque con tu actitud, como dices, te va bien. Pero déjame decirte que no lo lograrás, entonces ella decidirá que pases a ser una segunda opción. Y ya no podrás hacer nada. Te darás cuenta de que has caído en tu propio juego.
 No conservo ninguna fotografía suya donde quedara un poco bien. Ni siquiera en mi imaginación se capaz de reproducir su cara con todo detalle. Y sin embargo, el rostro extraño de cualquier extraño atisbado esta mañana entre la multitud puede presentarse ante mí con nítida perfección al cerrar los ojos por la noche. La explicación es bastante sencilla, creo yo. Los rostros de los seres aquí mejor hemos conocido los hemos visto desde tantos ángulos, bajo tanta luces y dotados de tantas expresiones (paseando, durmiendo, riéndose, llorando, comiendo o paseando), que todas estas expresiones se nos enmarañan simultáneamente dentro de la memoria y quedan confundidas en un simple borrón. Pero su voz está todavía viva. Su voz añorada en el momento menos pensado me puede convertir en un niño que se echa llorar.

Te has propuesto a ser insensible a los sentimientos, hasta la última fibra de tu cuerpo y lo has conseguido
Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más. Si supiera que esta fuera la última vez que voy a ir tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente. Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo te diría " te quiero" y no asumiría, tontamente que ya lo sabes. Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuánto te quiero, que nunca te olvidaré.

Ten claro que tú meta no sean los hombres, que tú meta sea convertirte en toda una mujer, y entonces serás la meta de todos los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario