THANKS FOLLOWERS

jueves, 20 de junio de 2013

Hay que ser buena sin dejar de ser mala, no hay que joder ni dejar que te jodan



QUE NINGUNA OTRA BOCA CONSIGUE EVADIRME
DEL MUNDO CON TAN SOLO UN BESO.

QUE NINGUNA VOZ CONSEGUIRÁ PONERME LA PIEL DE GALLINA COMO LA TUYA LO HACÍA.

Los entendidos de la lengua definen el echar de menos como notar la falta de alguien. tal vez podamos decir que sí es eso. Pero para mí, el echar de menos se ha convertido en un sentimiento que camina conmigo de la mano a cada paso que doy. No importa el lugar, él viene conmigo. Él encontró un lugar a mi lado.
El "echar de menos" se ha convertido en añorar sus sonrisas y escuchar sus carcajadas. En volver a tenerle en frente, a tan sólo un palmo de mí, aunque sea para poder contemplar su mirada, Se convirtió en el deseo de sentir sus brazos envolviéndome una vez más, de saborear sus besos. Se convirtió en recordar que a veces sin decirme nada me decía todo; que cuando nosotros callábamos eran nuestros silencios los que gritaban. Se transformó en las ganas de volver a recordarle que este mundo no es tan gris, que él es capaz de pintarlo. También se transformó en mi anhelo por oír su voz. Se transformó en las ganas de buscarle por todas partes, de querer encontrarle. Y se transformó en recuerdos, en fotos, en palabras y en canciones. 
Es cierto que estoy aprendiendo a vivir con él. Pero como dijo alguien una vez: "dejo de echar de menos para seguir echando de menos". Nadie dijo que fuera sencillo, pero también creo que si este sentimiento existe es porque viven en mi muchos otros sentimientos, lazos, que me unen a ellos. Lazos que no entienden de lejanías ni de distancias, ni de espacio, ni de tiempo.
Te echo de menos


No hay comentarios:

Publicar un comentario